¡Tenemos nueva imagen!

Como Fundación, hemos estado en la búsqueda de sintonizar nuestra misión y cotidianidad del trabajo con la imagen corporativa, en la cual el logo es parte importante de la identidad de la organización. Junto al equipo, dialogamos en torno a los elementos centrales que nos identifican y llegamos a la imagen que presentamos a continuación.


En el nuevo logo, mantenemos la circularidad, las manos históricas de logos anteriores permanecen, representando el encuentro, la participación y la invitación a la acción.


Incluimos también el encuentro en los territorios, calles y pasajes donde nos interesa estar.


Ajustamos la tipografía, por una no formal, dinámica y fluida que marca nuestra histórica identidad juvenil y en sintonía con el contexto.


Usamos colores que reflejan características de nuestra identidad: azul: que representa confianza, seguridad, calma y reflexión; y naranjo: que representa energía, vitalidad y calidez.


Finalmente, incluimos 3 conceptos que definen lo que hacemos y marcan nuestro horizonte: la niñez vulnerada que nos moviliza, la participación como principio que orienta nuestros objetivos y prácticas, y la solidaridad como utopía transformadora.





Entradas destacadas
Entradas recientes