Círculos de niñas, juntas nos empoderamos

Durante el mes de Septiembre y Noviembre se desarrolló un itinerario formativo para niñas entre 10 y 13 años, que buscaba activar recursos personales y colectivos para la prevención de la violencia sexual.


La implementación de dicho procesos formativo grupal ha permitido instalar mecanismos de cuidado personal y colectivo; fortalecer capacidades en las niñas para enfrentar las diversas situaciones de desigualdad y violencia de género; problematizar estereotipos sobre el ser niña y mujer en la población, desnaturalizando aspectos culturales dominantes; y potenciar las redes de apoyo y confianza grupal.


La experiencia nos revela la enorme necesidad de crear espacios de confianza y cuidado que permitan abordar temáticas “tabú” o invisibilizadas desde los diferentes ámbitos familiares y educacionales, como la educación de sexualidad y la afectividad. Y también la importancia de poder conversar sobre las diferentes experiencias a las cuales las niñas se exponen cotidianamente y que herramientas pueden tener para enfrentarlas.


Dicha experiencia nos abrió nuevas reflexiones y nuevas preguntas de cómo continuar instalando estos espacios en el territorio. La clave formativa y de sensibilización es fundamental para continuar expandiendo estos espacios. Y sin lugar a dudas, que la construcción de vínculos de confianza entre las facilitadoras y las niñas, constituye un factor clave de protección y cuidado para ellas.






Entradas destacadas
Entradas recientes